El Diminutivo.

¿Qquiere decir exactamente la palabra “ahorita”?

“Ahora” significa el periodo presente de tiempo; pero es posible una versión mini-me de éste?  Un minutito tiene menos segundos que un minuto? ¿Un cieguito ve más que un ciego, o bien, es más amable? La palabra “indio” es mal considerada un insulto que denota mal gusto o poca educación, pero si  se habla de un indígena, entonces la costumbre es usar el diminutivo para sentirse mejor consigo mismo: “Dale unas monedas a la indita”. Es dificil imaginarse a unos “inditos” corriendo con metralletas por los cerros de Acteal, ¿no? Lo mismo pasa con los “cojitos” y los “viejitos”.  Puede ser que el  anciano en cuestión sea un auténtico cabrón, de esos que roban dinero a sus hijos y pretenden vender a los nietos. Pero sigue siendo un “viejito”. Aaay, un viejito.

¿Y qué decir del macho revolucionario, hombre peludo, robusto y con balas adornando su pecho, que le pide a su “madrecita” que le prepare unos “frijolitos”? ¿De dónde viene esta costumbre mexicana de usar el diminutivo? Y, sobre todo, ¿por qué tenemos esa impresión de que usando el diminutivo somos menos groseros?

Sigue leyendo

Anuncios

El Órale

Gracias a la observación de mi sagaz novio italiano, caí en cuenta de una anormal forma gramatical frecuentemente usada en este colorido país.

¿Alguien sabe decirme qué quiere decir exactamente la palabra órale? ¿Existe en otros países hispano parlantes?

Personalmente, no lo creo.

Órale es un término críptico. Supongo que “ora” viene de la palabra “ahora”. Pero  más misterioso aún: ¿qué nos dice la terminación  –le?

En otros casos es fácil deducir a lo que se refiere. Por ejemplo, en la frase “échale ganas”, la terminación –le quiere decir “a eso” (echa ganas a tu trabajo, i.e.).

Pero en órale, su significado no es claro. Quizá es simplemente una forma coloquial de convertir la palabra ahora en verbo. Como si pudiéramos decir “¡ahorízalo!” o, en términos correctos, “¡hazlo ahora!”

Pero además, la palabra “órale” se usa en muy distintas circunstancias. Veamos algunos ejemplos:

Sigue leyendo